Correo "El Heraldo Oscuro"

Correo Electrónico de "El Heraldo Oscuro":

elheraldooscuro@gmail.com

sábado, 16 de noviembre de 2013

Análisis reglamento Deadzone (2)



Seguimos con el análisis al reglamento de Deadzone que ya habíamos comenzado el otro día. Hay que decir que en este tiempo Mantic ha actualizado el reglamento con las cartas de los Ejecutores y la Plaga. En ellas aparecen los atributos y reglas de las miniaturas, sus cartas de juego y las misiones. El diseño podía haber sido mejor, pero esperemos que el juego en sí merezca la pena. Por ello, continuemos con las reglas.


REGLAS BÁSICAS:

El juego utiliza dados de 8 caras para sus tiradas. Estas se realizaran con tantos dados como te pida la acción (normalmente 3) y tendrás que superar un número de éxitos preestablecido, como los disparos de Warhammer o los juegos de rol, o una tirada enfrentada con el rival,como el cac de Warhammer. Un éxito se consigue cuando se obtiene un valor en el dado igual o mayor al atributo de la miniatura. Por lo que si tiras a Disparo con un atributo de 4, con dificultad 1, deberás tirar los tres dados y conseguir al menos un 4 o más. Si consiguieses dos 4+, obtendrías un beneficio adicional (lo que el reglamento llama doblar) y con tres, otro mejor (triplicar). En tiradas enfrentadas, cada uno tira contra su atributo y el que más éxitos tenga, gana. Los modificadores solo afectarán al número de dados que tires, por lo que un -1 significa tirar un dado menos y un +2 tirar dos dados más. La verdad es que es un método bastante interesante, ya usado en otros juegos de pocas miniaturas.
El reglamento cuenta con muchos diagramas y
aclaraciones de las reglas

Debido a que se juega en las tres dimensiones, es necesaria mucha escenografía y la línea de visión es importante. Lo que he visto no me gusta mucho, pues la línea de visión es un todo o nada. Si puedes ver desde la posición de tu miniaturas aunque solo sea una parte de la miniatura rival (¡incluida la base!), estás viendo a esa miniatura. También hay bonificadores por cobertura, tiro limpio, tamaño y esas cosas. El mayor cambio con respecto a otros juegos es que la línea de visión puede ser de dos tipos: a una miniatura (para realizar disparos directos contra esta) o a una casilla (para fuegos de supresión, lanzar granadas u otro tipo de acción de zona).

Una batalla se divide en rondas, que a su vez se divide en turnos. Una ronda dura hasta que se han activado y han realizado al menos una acción todas las miniaturas. Un turno, hasta que se activen tantas miniaturas como puntos de Mando tenga el líder de la banda o el jugador con el turno lo ceda a su rival. La iniciativa, con la cual puedes decidir quien empieza la ronda, se decide al principio de la partida lanzando un dado, pero esta cambiará al jugador que antes acabe la ronda. De esta manera, normalmente llevará la iniciativa quien menos miniaturas tenga o más puntos de Mando tenga. En un turno se usarán cartas de tu mano y activarás miniaturas que podrán realizar distintas acciones de las expuestas en el reglamento; una larga o dos cortas y/o tantas gratis como quieras (sí, como 4ª de D&D). Cuando ambas bandas hayan sido activadas al completo, se llega al final de la ronda, donde cogerás de tu mazo tantas cartas como tus puntos de Mando. La partida dura hasta completar los objetivos o uno de los jugadores se quede sin cartas.

Las acciones van desde moverse a disparar o dar órdenes de combate. Como son muchas y tampoco es necesario explicarlas aquí, basta decir que normalmente requieren un tipo de tirada para comprobar si tiene éxito y dependiendo del grado de éxito (normal, doble o triple) o el fracaso, el desenlace variará. Muy interesante la cantidad de acciones y dinámica de estas.

Por otra parte, las cartas pueden ser de tres tipos: activas, reactivas o (aparentes) híbridas. Esto afectará al momento en el que se usan (tu turno, el del rival o cuando quieras). Además, tendrán dos efectos de los cuales tendrás que elegir uno. Una vez usada una carta, esta se descarta. Las cartas dan efectos especiales o bonificadores a las tiradas.

Las heridas en la Deadzone suelen ser mortales. Cuando una miniatura recibe un disparo, un golpe en cac, recibe una explosión o se cae desde un alto, la miniatura recibe un Daño Potencial, que es un número. Este daño puede tener un factor de penetración. Si es así, se le debe restar al valor de armadura de la miniatura el factor de penetración. Si la diferencia entre el daño potencial y el valor de armadura tras la modificación del factor de penetración es mayor o igual que dos, la miniatura está muerta. Si es 1, estará herida y tendrá penalizaciones en varias tiradas. Si es 0, la armadura absorbe el golpe. Así que muertes a tutiplén.
¿Serán así las miniaturas de los vehículos de los que tanto tiempo lleva prometiendo Mantic?

PREPARACIÓN DE LA PARTIDA

En este apartado te explican lo lógico: repartir cartas, colocar la escenografía, decidir qué es cobertura, elegir zona de despliegue y cómo colocar los objetos y los objetivos (que son contadores). Como en todos los juegos así, que nos lo saltamos.

Para ganar una partida, deberás tener mas Puntos de Victoria que tu rival. Los puntos de victoria variarán con cada misión: matar miniaturas rivales, ocupar zonas o defender otras, por ejemplo. Lo interesante es que
las misiones, que vienen en unas cartas, son secretas, por lo que la partida se puede complicar y hacerse muy divertida. Una partida se acaba cuando un jugador proclama una victoria (que ocurre al eliminar todas las miniaturas rivales, dejar solo miniaturas rivales con un valor de Mando de (-) o conseguir 10 Puntos de victoria), un jugador se queda sin cartas (en cuyo caso se pasa inmediatamente a contar el número de puntos de victoria de cada jugador) o un jugador se retire.

Las partidas se juegan a unos puntos que se establezca (en el manual te recomiendan 70, pero vamos...) y se gastará en soldados y equipo de estos. Para hacernos una idea de la escala, una tropa básica de la Plaga son entre 5 y 10 puntos, mientras que un Ejecutor oscila entre 10 y 20 puntos. También hay limitaciones para el número de especialistas, como francotiradores, o raros, como el enorme teratón.

CAMPAÑAS

Aquellos que hayan jugado o sepan como funciona Mordheim (o el modo campaña de Warhammer), este apartado les será familiar. En este caso, nuestras fuerzas de ataque son una pequeña unidad de un ejercito más grande. Empezamos la campaña como una nueva unidad en el campo de lucha, por lo que apenas contaremos con unidades disponibles o recursos. Esto quiere decir que tendremos varias entradas de la lista de ejercito bloqueadas. Con las acciones en las batallas, la fuerza ganará reputación, que será tanto nuestra moneda para adquirir más hombres y servicios médicos como la puntuación de la campaña. Sin embargo, aunque “compremos” muchos hombres y armas, deberemos saber que nunca podremos desplegar más de 70 puntos en un batalla. Tal vez parezca aburrido, pero se supone que lo han diseñado para evitar que una fuerza se vuelva invencible y premiar a los ganadores solo con más variedad en las listas de batalla.


Entre batalla y batalla, tal y como ocurre con Mordheim, se resuelve los aumentos de experiencia, las bajas, los nuevos miembros..., y, en este caso, se reajusta el valor en puntos de cada miniatura. Es decir, si nuestro soldado ha aumentado su habilidad de disparo en un punto, la miniatura pasará a valer un punto más (y lo mismo ocurre con las distintas habilidades aprendidas). Ya no vamos a poder tener héroes revienta juegos si queremos que alguien le acompañe.

CONCLUSIONES

Aunque en las reglas hay cosas que me gustan y cosas que no, hay más de las primeras que de las segundas. Como prometían, parece ser un juego sencillo pero bastante completo. Tiene conceptos muy interesantes, y las partidas parecen ser ágiles, un juego tanto para novatos como para veteranos. Habrá que ver como están finalmente de equilibradas las bandas, lo que no se podrá saber hasta que no estén todas las listas de ejercito y se pueda jugar. De momento, creo que me va a ser difícil esperar un mes hasta que tengamos la caja en nuestras manos.

*Todas las imágenes sacadas de la página de Mantic o del reglamento de Deadzone.

¿Qué os parece a vosotros Deadzone? ¿Alguno lo ha comprado o piensa hacerlo?

4 comentarios:

Gunnar Eiliv dijo...

Hola, yo he jugado unas cuantas partidas, y muchos de mis amigos le están dando muy fuerte. Al principio me llamaba mucho, pero mis amigos dicen que los enforces bien jugados, no hay manera de ganarles, además hay algunas reglas que no me gustan nada, asi que este juego me esta empezando ha echar para atrás

Adrián dijo...

Hola. Gracias por comentar! Nosotros también hemos echado alguna partida (aunque pocas) pero no hemos jugado aún con o contra enforcers. Ya he leído eso de que los enforcers están muy desequilibrados y es cierto que hay algunas reglas que habría que cambiarlas. Pero aún así las minis no están nada mal y la escenografía es aprovechable si al final no te gusta nada el juego. Esperemos que el juego reciba actualizaciones y no se muera vilmente.

Abraham Caribdis dijo...

Buen analisis, gracias por compartir.
La verdad es que el juego parece la mar de interesante, pero si ha de haber ejércitos tan desequilibrados como comentan... eso tira para atrás, quieras o no xD

Anónimo dijo...

Hola ,soy Esteban , te he mandado un correo pidiendote las reglas en castellano.
Muchas gracias.